Blue Dragon Wiki
Advertisement

Shu es el protagonista y el usuario de Sombra más poderoso de Blue Dragon.

Historia[]

El Terraburón[]

El jugador halla a Shu relajado cerca del molino de viento de la aldea de Talta. Antes de que el jugador comience oficialmente el juego, puede hacer a Shu moverse para encontrar un poco de oro y luego ir por el camino para que el juego comience.

Shu, Jiro y Kluke son los únicos en el pueblo que no huye del Terraburón. Shu combate al Terraburón pero con poco efecto, incluso con la ayuda de Jiro, al encontrar su punto débil y romper su arma. Más tarde intenta luchar usando solamente un cuchillo de bolsillo y atacan al monstruo pesar de las advertencias. Shu es salvado en el último momento por Kluke que tiró una piedra al Terraburón haciendo que cambiará de rumbo. Shu con la ayuda de Jiro y Kluke le pone una trampa al Terraburón y trata de destruirlo. Pero el Terraburón se libera y Shu trató de detenerlo con un palo. Luego fue arrastraba con Jiro y Kluke.

Después de caer por un trecho, Shu despierta, Kluke y Jiro combaten a las serpientes Poo por primera vez y encuentran cofres del tesoro.

Cuando se abre la entrada a la nave nodriza de Nene para el Terraburón que es, en realmente, un tiburón martillo robot.

La caída[]

Son llevados ante Nene, donde Shu lo ataca, después de que Nene dice que quería oír los gritos del pueblo, pero fue detenido por la Sombra de Nene, Quimera. Shu y sus amigos se dejaron caer en un agujero, yendo afuera de la nave nodriza. Cuando Shu grita su eslogan son, misteriosamente, llevados de vuelta a la nave. Allí encuentran tres esferas de luz y oyen una misteriosa voz diciéndoles que se las tragen. Pero se aferran a ellas y un Mechabot apareció, haciéndolos huir.

Rápidamente, Shu cierra la puerta evitando que el Mechabot entrará en la habitación en que se encuentraban. Encuentran un Mecha, pero carecen del poder para activarlo. La voz habló de nuevo, pidiéndoles que tragaran las esferas de luz que les permitiría activar la máquina. Al no tener elección ya que los robots rompieron la puerta, Shu, Jiro y Kluke tragán las esferas haciendo que las Sombras aparecieron por primera vez y tomaron forma. Usando el nuevo poder, derrotan a algunos de los robots y Shu pilota la nave desde la nave nodriza.

Sin embargo, Shu no tenía dificultad para pilotar la nave y se estrellan. Shu y sus amigos salieron antes de que explotara y decidieron volver a Talta para asegurarse que todos estaban bien. Se encontraron con algunos monstruos y una máquina de perforación gigante. Dentro de la máquina encontraron llaves para deformar los dispositivos de un robot y, en la sala de control, hallaron a un miembro de la tribu Devi llamado Marumaro que pilotaba la máquina.

La cura[]

Marumaro atacó Shu y sus amigos con su Sombra, Smilodón, pero al ver sus Sombras se detiene y la máquina va a un hospital subterráneo. Marumaro rápidamente toma su licencia y Shu y sus amigos lo siguen. Cuando por fin se encuentran con Marumaro es atacado por un lobo fuegohielo. Shu y sus amigos destruyen al monstruo y, después de una presentación bastante torpe, ayudan ha Marumaro encontrar la medicina para su pueblo. Shu sin embargo se muestra escéptico sobre lo que dijo Marumaro sobre el medicamento, pero va con él.

En la aldea Lago, encontramos que la mayor parte de los Devi han sido infectados con una enfermedad misteriosa. Pero cuando la medicina no funciona y Nene aparece revelando que la medicina era para él antes de escapar a Shu y compañía. Marumaro sale corriendo, llorando, y Shu y compañía van tras él. Shu alienta a Marumaro ha no renunciar y encontrar una cura real. Luego de muchas batallas, finalmente encontraron una hoja de una planta que puede curar a los Devi y en la noche la tribu tomó el medicamento. Después de que Marumaro despierta accidentalmente Shu, este nota que Jiro y Kluke no están cerca. Él sale y se da cuenta de que tienen una conversación sobre el medicamento va a funcionar. A la mañana el medicamento hace efecto y la tribu se cura.

El éxodo[]

Shu y compañía abandonan la aldea Lago y Marumaro va con ellos de vuelta a Talta. Lamentablemente no queda nadie en la aldea y después de comprobar cada uno de sus hogares y luchar contra un monstruo llamado Ojo Loco, Shu encuentra una nota de Fushira diciendo que el pueblo va había el reino de Jibral.

Sin tiempo que perder, persiguen a la gente al valle Mural y ver lo que había sucedido con el imperio de los Antiguos. Finalmente se ponen al día con el pueblo de Talta y combaten algunos tigres comeacero y un monstruo llamado Dullahan. Todo el mundo se asienta en un campamento para pasar la noche donde Shu y Jiro tienen tiempo reunirse con sus familias. Pronto todo el mundo se mueve con Shu y amigos protegiéndolos de los monstruos. Se encuentran con una manada de tigres comeacero. Aunque todo el mundo pierde la esperanza, Shu se niega a ceder.

La llegada a Jibral[]

Más tarde se encuentran con el rey Jibral XVI, sus soldados y Zola, una maestra de caballeros que es, a la vez, una Usuaria de Sombra, dueña de Vampiro. Luego, ya seguros, van al reino de Jibral y más tarde, el rey habla con Shu y compañía sobre el plan de ataque contra Nene. Shu ansiosamente acepta para ayudar en el ataque y sus amigos lo apoyan.

Durante la noche, Shu y Fushira son despertados por una tormenta de nubes púrpuras, Nene estaba en un ataque. Shu y compañía van al Castillo Jibral y presencian al Vórtice Tsunami siendo superado por el Motor Eterno. Con el ataque de Nene 'disastor' fuera de servicio su fortaleza volante desciende, arpones fueron lanzados y Shu ayuda a tirar de las cadenas de carrete en la fortaleza. Shu y compañía se unen a Zola en un intento de destruir los motores del Motor Eterno. En el camino pelean con los Robots Reyes Demonios enviados por general Szabo a derrotarlos y logran desactivar los Motores Eternos. Al fin Shu y compañía con Zola desactivan el último motor. Shu y compañía presencian la fuga, luchan contra Szabo y lo destruyen. Luego perseguen a Nene utilizando un Mechat que Shu voló perfectamente utilizando su poder. A medida que la fortaleza es destruida, Shu y compañía participan en una batalla contra Nene. Mientras logran dañar la Mechat de Nene, este escapa.

Después de la batalla, Shu y compañía celebran, pero luego deciden irse con Zola. Antes de salir, Shu y Jiro deciden dar a Kluke un anillo para la buena suerte, después de ver el rey Jibral dar a Zola el anillo familiar. Hubo una especie de competencia amigable donde ambos trabajaron con el dueño de una joyería de Jibral y se hicieron anillos. Kluke no podía decidir y optó por ponerse ambos anillos.

El campo láser[]

Shu y compañía ayudan a un gigante exiliado llamado Guru-guru y su esposa, Sura-sura, en la limpieza de sus nombres por un crimen del jefe de Alumaru, Jeelala, había cometido el crimen y acusado a Guru-guru. En una difícil pelea contra un Guru-Guru con el cerebro lavado, logran salvarlo y reunirlo con Sura-sura.

Más tarde se topan con el campo láser lleno de satélites en forma de luna que empieza dispararles. Encuentran refugio en una ciudad subterránea llamada Baroy con la ayuda de robots antiguos que tienen números como nombres. Mientras observan el templo, se encuentran con uno de los simpáticos robots que los guió, Número 61 que les explica que él y el otro robot están en espera de su "maestro" que aparecerá en el templo. Pronto todos fueron expulsados por el estricto Número 35, ya que no tienen autorización. Cuando 61 sale, explica cómo los robots cambian de personalidades como los seres humanos. Shu entonces llama Yasato a 61 por su personalidad amable y Hineto a 35 por su mala personalidad. Yasato le gusta su nuevo nombre, pero Hineto no lo hizo y se fue. Yasato dijo que le gustaría que Shu y compañía fueran sus maestros, pero Shu prefería ser amigos al igual que el resto, excepto Zola que guardo silencio.

Pasaron a encontrar una manera de salir evitando los láseres, hay puerta pero es bloqueado por una barrera azul. Con la ayuda de Yasato encuentran el controlador de la puerta. Shu golpeó el dispositivo, pero apareció el ardiente Quirin. Después de derrotar al monstruo del dispositivo azul se desactivada la barrera de la puerta, así como otras barreras azules. Shu y compañía pasan por la puerta y llegan al río subterráneo y, más tarde, a la fábrica antigua, donde se están produciendo Mecabots. Unos mecabots tipo barrera aparecen y los atacan al sentir sus Sombras. No puede penetrar las barreras rojas que producen, Shu y compañía tienen que huir. Avanzando un poco más en la fábrica se encuentran con un mal funcionamiento de las carreras de los robots y tomaron su dispositivo a pesar de estar roto. Shu y compañía llegan a la superficie de las tierras altas de alambre sólo para encontrarsen por todo un ejército de Mecabots controlados por Nene.

Afortunadamente Jiro activa el dispositivo de barrera, protegiéndolos, y Shu discute con Nene, pero Nene tiene sus tropas Mecabots alegando que el planeta le pertenece. Más tarde, los robots atacan a Baroy, más Shu convence a Jiro para desactivar la barrera. Shu y compañía fueron capturados y llevados a la cárcel Antigua.

La ciudad prisión[]

En la prisión, Yasato ayudó a escapar a Shu que adquiere una clave de seguridad y libera Jiro, Marumaro y Zola. Más tarde se encuentran con que Kluke está siendo llevada por Nene. Yasato los ayuda a salir de nuevo, pero cuando está a punto de tener su chip de memoria tomada por Nene, Shu entra en acción a pesar de las advertencias. Jiro, Marumaro y Zola siguen y son atacados por Mecabots. Los robots se unen para formar un gigantesco Mecabot cuando está a punto de alejarsen Shu y compañía. Shu le persigue y tiene que utilizar a Blue Dragon para agarrar las piernas, deteniendo al gigante. Los comandos menores reparan a Mechabot y este se escapó.

Sin ninguna otra opción, Shu y sus compañeros llegan a la aldea Pachess, un pueblo encarcelado por una barrera verde y ellos mismos puedan encarcelados sin escapatoria. El pueblo, a principio luego de ver la Sombra de Shu pensó que estaban con Nene. Pero después de que Zola les mostró el anillo de Jibral, les creen. Shu trató de romper la barrera de nuevo, pero fue en vano y frustrado siendo incapaz de hacer nada, gritó que era una mala idea hacer ido a la ciudad y se metió en un argumento con Jiro sobre su preocupación por Kluke. Como llegó la noche se dicen lo que sienten por Kluke y con Marumaro y Zola encontraron un edificio que se mantuvo en secreto detrás de la vasija, una máquina antigua y una puerta de piedra. Cuando se fue al interior del edificio se encontraron con el anciano y este les explicó los últimos días de los antiguos y la leyenda sobre que la criatura que crearon los destruyó y luego fue sellada. Cuando Marumaro activó accidentalmente el control para Luna Láser, Shu sugirió que podían usarlo para destruir la barrera y el viejo les habló de Nene que dejó caer un dispositivo. Así que van con el viejo deseándoles suerte y encuentra el dispositivo verde mientras luchan contra varios monstruos, incluyendo el arquero Cráneo-Araña. Con el dispositivo, la ciudad fue liberada y el grupo viaja a encontrar Kluke.

Los collares de luz[]

Cuando encuentran el gigantesco Mechabot, Shu entra en acción a pesar de las advertencias de Jiro y Zola. La máquina se levanta de las arenas, junto a Nene, con Kluke en cabeza. La máquina lanza a Kluke y Jiro usa su Sombra de provocar un torbellino para salvarla. Shu corre junto Kluke y Jiro. Pero la reunión es de corta duración, Nene revela que había colocado una bomba en Kluke que explotará en una hora. Sin tiempo que perder, Shu y compañía van a la fortaleza de Nene. Lucharon contra varios oponentes, como el Terraburón, un Szabo actualizado, los láseres Luna, el gigante Mechabot y, lamentablemente, Yasato. Shu absolutamente se niega a luchar contra Yasato y lo arregla.

Shu y los otros, fueron hacia Nene, pero Zola se quedó para luchar contra un Szabo dañado. Shu le reclama a Nene con enojó por sus palabras de "ensayos de cultivo." Cuando Nene activa un interruptor que hizo que del collar de Kluke brotara tres patas que los otros trataron de quitárselos pero cuando sus Sombras salieron, desaparecieron, y todo el mundo tenía collares de luz en el cuello. Nene reveló que estaba utilizandolos para purificar su alma, entregando partes de su alma en esferas de luz.

Cuando las tomó de nuevo, recuperó su juventud, y procedió a aplastar a Shu y sus amigos. Nene comentó que tiene fuerza después de que extrajo sus Sombras. Shu explicó que aún tenía fuerza y ​que no iba a darse por vencido. Nene procedió a aplastarlos, pero Shu recuperó a Blue Dragon y, sin nada más que hacer, huyó con sus amigos.

Sahlia[]

Shu tiene una pesadilla por la pérdida de sus amigos y el mundo ante Nene y se despierta en la casa de una señora mayor para enterarse que ha estado desmayado durante tres días y que él y sus amigos estaban en la villa Devour. Mientras busca a sus amigos, Shu habló con los aldeanos sobre su paradero, una chica de su edad simplemente no quería hablar con él y le gritó para que la dejara en paz. Cuando halla a sus amigos, Shu y ellos discuten sobre lo que pasó en la Fortaleza y le explican que fue capaz de utilizar su Sombra por un corto tiempo y le dicen que huir no siempre es malo.

Al enterarse de que el pueblo ha estado aterrorizado por el Eat Yeet, Shu trató de luchar contra ella usando su Sombra, sin ningún resultado. Entonces Shu oyó hablar de la enfermedad de Kluke y trató de quitar el anillo de buena suerte que hizo para ella, puesto que no estaba funcionando. Pero Jiro le dijo que debido a esos anillos, Kluke creía que volverían a reunirsen. Shu decidió salir a la calle para ver las ocho lunas alineadas en el horizonte cerca de los acantilados, a pesar de enterarse de que algo malo va a suceder.

En los acantilados se da cuenta de que la chica de su edad, Sahlia, trata de suicidarse y la salva a pesar de sus protestas. A continuación, discute con ella, y está le cuenta lo que pasó con sus padres a causa del Eat Yeet. Shu le habla de sus amigos y sus luchas, aún sin sus familias y le explica que no se dará por vencido. Shu luego intentó conseguir su Sombra poniendo más voluntad y tiene éxito, destruyendo el collar y le gana un falso Blue Dragon. Con su poder volvió a curar a Kluke y destruir al Eat Yeet.

Cuando Shu y compañía abandonan el pueblo, Sahlia viene y les da unas galletas. Marumaro preguntó que si le gusta Shu y recibió un golpe en la cabeza. Sahlia respondió que lo respeta y, al salir, Shu es molestado por sus amigos si le gusta Sahlia, a lo que responde airadamente que ya basta.

El final[]

Como los amigos de Shu recuperan sus Sombras al adquirir el dispositivo blanco y van a Noluta. Pronto se encuentran con Zola de nuevo en el Gran Desierto y explican cómo recuperaron sus Sombras. Se fueron y notaron los grandes pilares de vidrio en su camino a través del planeta que lo dividen por la mitad y los cubos circulan en el centro.

Nene luego aparece y se autoproclama gobernante del mundo, explica la verdadera forma del planeta. Shu y compañía van a detenerlo. Nene le ofrece a Shu que se convierta en su sucesor, Shu no quiere y Nene intenta quitarle la Sombra de nuevo, pero se entera que Shu hizo a Blue Dragon suyo. Shu y compañía luchan contra Nene que tenía la ventaja, hasta que Szabo utiliza los espejos de Nene en su contra y son capaces de derrotarlo.

Pero Nene se mantiene luchando pero acabó derrotado de nuevo. Shu y compañía descubren que Zola había estado trabajando para Nene y trató de luchar contra ella, pero no pudo. Después de que Zola los traicionó y con Nene destruido, Shu y compañía tenían un problema más grande, la mascota de Nene, Deathroy asumió su verdadera forma, Destroy. Juntos lo destruyeron y, con un dispositivo que Shu activo, restauraron el mundo.

Después de la batalla, Shu va a uno de los mundos del cubo en la Mechat y encuentra una flor rara y se va a la fiesta de cumpleaños de Kluke. Le da la flor como un regalo y Jiro y Shu piden Kluke que si le gusta y ella le pregunta que si podían esperar hasta su próximo cumpleaños, ambos gritaron '¡No!'. Shu y sus amigos se ríen hasta el final del juego.

Apariencia[]

Shu tiene una cara redonda, tez normal, ojos redondos negros y cabello irregular largo de color marrón oscuro. Su pelo acaba en una cola de caballo con un una cinta roja, lleva un top negro, un pantalón amarillo una cinta roja alrededor, mangas protectores azules, pantalones azules y botas marrones.

Personalidad[]

Tiene un carácter impetuoso, es valeroso,fuerte y determinado. Su tenacidad le ha salvado en ciertos momentos de la muerte. Protege sus amigos como cuando Jiro y Kluke estaban inconscientes después de que el Terraburón. Se niega a renunciar, sin importa las circunstancias, y su eslogan dice: "¡No voy a renunciar!". Sin embargo, sabe cuándo huir especialmente para proteger a la gente.

En el romance, Shu es bastante ajeno a este tipo de emoción; admite que nunca fue bueno con las chicas.

Relaciones[]

Jiro[]

Shu es muy amigo de Jiro, este es su opuesto y, de vez en cuando, discuten. Trabajan muy bien juntos en las estrategias de batalla.

Kluke[]

Está enamorado de Kluke y tenía sentimientos encontrados cuando eligió su anillo.

Marumaro[]

Es cercano a Marumaro como un hermano.

Sahlia[]

Es posible que le guste Sahlia, pero no parece admitirlo.

Armas[]

Espada[]

Al principio, Shu utiliza una gran espada, con la parte de arriba plana y varias muescas a lo largo de la hoja. Esta se rompe al tratar de cortar el revestimiento del Terraburón y es obligado a usar otra arma.

Puñal[]

Cuando su espada se rompe, comienza a utilizar un puñal; sin embargo, desde que adquiere su Sombra sólo lo utiliza como arma secundaria. Lo vuelve a utilizar cuando pierde su Sombra para luchar hasta el momento en que la recupera.

Advertisement